gastronomia

Gastronomía de México

abajo

centro

La gastronomía mexicana es el conjunto de platillos endémicos de México que forman parte de sus tradiciones culinarias y que derivan tanto de la cocina mesoamericana como de la europea, entre otras. El 16 de noviembre de 2010 la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. La cocina mexicana ha sido influida y ha influido a su vez en cocinas de otras culturas, como: española, africana, del Oriente Medio, asiática. Representa también la cultura histórica de ese país, ya que muchos platillos se originaron mucho antes de la Conquista (por ejemplo, la cocina de la cultura mexicana), y existen en ella una amplia diversidad de sabores, colores y texturas que hacen de la comida mexicana un gran atractivo tanto para nacionales como extranjeros. México es muy famoso por su gastronomía. A diferencia de la gastronomía de otros países del continente americano, la base de la comida mexicana actual es exactamente la misma que la existente en la época prehispánica, con un uso preponderante del maíz, frijoles, chiles, tomates y diversas aves (pavo o guajolote) y hierbas, además de insectos y condimentos mexicanos.

Diversidad

La diversidad es la característica esencial de la cocina mexicana. Casi cada estado mexicano posee sus propias recetas y tradiciones culinarias. Desde luego, esta diversidad es más notoria si se contempla la riqueza gastronómica regionalmente y no por entidad federativa.[cita requerida] Hay ciertas creaciones gastronómicas que surgieron localmente y que por su calidad y aceptación generalizada se han vuelto emblemáticas de la cocina mexicana en lo general. Éste es el caso de platillos como la cochinita pibil(yucateca), el mole oaxaqueño, el mole poblano, el pozole (identificado con Sinaloa, Jalisco y Guerrero), el cabrito (coahuilense y neoleonense), el pan de cazón campechano, el churipo y las curundas purépechas (de Michoacán), el menudo de Sinaloa, Sonora y Chihuahua y otros muchos alimentos, en una larga lista de honor de la gastronomía mexicana. Aunque algunas sobresalen, en efecto, por su bien ganada fama y difusión, estas tradiciones gastronómicas regionales deben jerarquizarse solo en función de gustos personales. En los mercados de cada ciudad se pueden encontrar muchas de estas mismas tradiciones gastronómicas, y la actividad por las mañanas incluye desde los típicos desayunos (como molletes dulces o salados) o huevos al gusto y bebidas como café, chocolate o bebidas con leche (chocomilks) hasta platillos únicos de cada región. En el conjunto inmenso de cocinas regionales bien diferenciadas, se caracterizan todas ellas por un componente indígena básico en sus ingredientes y en las formas de preparación de los alimentos. Podría decirse que el común denominador de tales gastronomías es el uso del maíz, del chile y del frijol, acompañados siempre por el jitomate, en sus diversas formas y variedades. En las últimas décadas ha florecido un movimiento que se ha dado en llamar nueva cocina mexicana, que retoma las recetas, técnicas e ingredientes nacionales y las combina con los propios de la alta cocina internacional. En Tijuana y otros lugares en Baja California, ha surgido la cocina fusión con el nombre de Baja Med, que combina los ingredientes típicos de la cocina mexicana con los de las cocinas mediterráneas, como el aceite de oliva, y las asiáticas, como el limoncillo (hierba limón), y destacan siempre los ingredientes frescos cosechados en Baja California.

Carnes, aves, pescados y otros productos del mar

La cocina mexicana consta de una variedad enorme de carnes, como venados, conejos, armadillos, tusas, iguanas, tapir, y son muchas las aves que incluye: la codorniz, el pollo, variedades de patos, guajolote y el faisán, por mencionar algunas. Unas son domésticas, otras son de caza. El pato, como es sabido entre los gastrónomos, es una de las carnes más apreciadas. Los charales, que todavía se pueden adquirir en los mercados, se venden en hojas de maíz, como tamales. Estos han sido asados a las brasas de leña. También se consiguen secos y se usan en diversos guisados. Otros: langostino (acamaya), mojarra, ostras, ostiones, tiburón, bagre, jaiba, camarón, acociles y la caguama.

arriba

abajo

Bebidas

Bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas que acompañan a la gastronomía mexicana pueden beberse ahora en casi todo el mundo. Una excepción tal vez sea el pulque, bebida prehispánica cuyos expendios, las casi extintas «pulquerías», solo pueden encontrarse en México y, en particular, en ciertos estados de la república. Sitios populares donde se rinde culto a Mayahuel (la diosa del pulque), hoy en día son casi museos.

Mezcal y tequila

Las bebidas alcohólicas más conocidas fuera y dentro de México son: el mezcal (bebida fermentada del agave) cuyo aroma y sabor le hacen inconfundible, y el tequila, licor nacional —aperitivo, en su origen— que se suele beber acompañado de sal y limón o junto con «sangrita» (bebida picante con jugo de naranja o de jitomate). El tequila recibió la denominación de origen el 13 de octubre de 1977, fecha a partir de la cual se incrementó la calidad en su producción y por consiguiente aumentó su proyección internacional. Con esta denominación de origen, ningún otro país tiene autorización para producir tequila.

Vino

Otra bebida que es de suma importancia para la economía mexicana es el vino (bebida fermentada de jugo de uva) que, dicha bebida cuenta con una historia de luces y sombras, sin embargo actualmente en México se distinguen seis estados productores de vino: Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Guanajuato, Querétaro y Zacatecas, ya que son los estados donde se ubican las bodegas que tienen presencia en el mercado de vino embotellado. Cuyos vinos han sido premiados en festivales internacionales, lo cual ha causado un fuerte impacto en el mercado exterior, incluso se habla de marcas y variedades que cubren el espectro del consumo cotidiano a precios accesibles. En México se producen vinos a partir de la uva principalmente en los estados de Baja California, Querétaro y Coahuila, donde se festeja la Fiesta de la Vendimia.

Bebidas no alcohólicas

Existen también una serie de bebidas que fueron ideadas a lo largo de la historia, y que rematan el universo de la gastronomía mexicana, algunas de ellas muy populares como el atole o la internacional "bebida de los dioses": el chocolate.

Aguas frescas

Elaboradas a partir del zumo de frutas, agua y azúcar. Las más tradicionales son de limón, de Jamaica, de tamarindo (fruto traído de África), de horchata o agua de arroz, de sandía, de fresas, etc.

Chocolate

Del maya chocolhaa, "bebida caliente", y del náhuatl xocoatl o cacahuatl, "bebida de cacao", es una bebida elaborada a base del grano del cacao, de origen maya y extendida en toda Mesoamérica.

arriba

centro

Nombre:Yeison Hernandez / Diego Gomez Grado: 11-3 Fecha: 28-10-2016